Noticias

jueves 20, noviembre de 2008

Para Greenpeace Macri no Juega limpio

La semana pasada, la organización ambientalista Greenpeace salió con los botines de punta contra la mega campaña “Juga limpio” lanzada por el Gobierno porteño para concientizar a la población sobre la higiene de la Ciudad y retrasar la implementación de la Ley basura cero.

Más de cinco mil socios y ciberactivistas de la ONG participaron de la contra-campaña que consistió en realizar llamados al Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, para reclamar el cumplimiento de la postergada Ley 1854 que obliga a reducir la cantidad de basura que diariamente se produce en la Ciudad y que se deposita en los rellenos sanitarios del conurbano.

En las distintas comunicaciones con los funcionarios porteños,  los vecinos le exigieron al Gobierno garantizar el reciclaje, la separación de residuos en origen y la disposición de sistemas diferenciados para los desechos húmedos y secos.

“Desde Greenpeace reclamamos a Macri que se haga cargo de que él es responsable de que los contratos con las empresas recolectoras se establezcan dentro de la Ley”, señaló Juan Carlos Villalonga, director Político de Greenpeace 

Uno de los vecinos que llamó al jefe de Gobierno, relató su experiencia en el blog de Greenpeace y comentó que le explicaron “que estaban recibiendo muchos llamados al respecto y creían que se iba a recolectar la basura en contenedores diferenciados", en cambio otros, comentaron que les informaron que “no se iban a separar residuos, ya que, cuando se probó con los contenedores diferenciados, la gente los robó".

Luego de la experiencia del miércoles pasado, la Coordinadora de la Unidad Política de Greenpeace,  María Eugenia Testa, señalo: “La campaña del Gobierno de la Ciudad carece de objetivos y estrategias claras a la hora de pensar en solucionar realmente el problema de la basura”.

Y recalcó que: "Las respuestas que reciben los vecinos indican que, más allá del marketing, los funcionarios y empleados del Gobierno de la Ciudad siguen sin tener la más mínima idea de cómo llevar adelante un plan de gestión de residuos, cuando lo único que deben hacer es cumplir la Ley 1854”.

Desde hace meses, los integrantes de Greenpeace reclaman al Ejecutivo porteño la aplicación de la Ley Basura cero que establece la inclusión en el pliego de contratación de las empresas la recolección, la contenerización diferenciada y  la concientización de la ciudadanía para implementar la separación de origen a partir de campañas de comunicación serias y con objetivos claros.

“Hoy es Macri quien tiene la responsabilidad de cumplir y hacer cumplir la Ley 1854. No es aceptable que mientras se apela a los vecinos a que jueguen limpio el Gobierno de la Ciudad esté haciendo trampa”., concluyó Testa.

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio