Noticias

martes 8, septiembre de 2009

Marcha homenaje en La Boca

El próximo miércoles 9 de septiembre, convocado por multiples organizaciones sociales del barrio de La Boca y de la Ciudad, se realizará el acto “Por la vida del Oso Cisneros” en la esquina de Pedro de Mendoza y Ministro Brin.El comunicado difundido por el Comedor Los Pibes, del cual formaba parte el militante social muerto en el 2004, en el cual se detallan los acontecimientos acaecidos en aquella jornada se reproducen a continuación: “El 25 de Junio de 2004, el referente del Comedor Los Pibes, Martín Oso Cisneros, fue asesinado por Juan Carlos Duarte en Olavarría y Necochea, en el Barrio de La Boca.A pocas horas del segundo aniversario de la masacre de Puente Pueyrredón - donde la Policía de la Provincia de Buenos Aires había asesinado a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán y se propiciaba un final abrupto para el gobierno de Eduardo Duhalde - el sicario acababa con la vida del Oso y los policías federales de la Comisaría 24 se mostraban preocupados por la manifestación de bronca y el pedido de justicia de los compañeros del Oso, pero eran displicentes, evasivos, en la búsqueda y captura del asesino.Por eso, a las 23:00 del 25 de Junio, ante la inacción provocadora de los efectivos policiales y como reacción espontanea a la impunidad con la que actuaba la policía, se efectuó la ocupación de la Comisaría 24, reclamando la efectiva detención de Juan Carlos Duarte.A Martín lo asesinaron en la zona liberada por la policía de la 24, cuando el gobierno de Néstor Kirchner estaba cumpliendo un año y un mes y el Presidente se encontraba en gira oficial en China. Además, en el país se desenvolvía una política activa en el área de los derechos humanos; hacía tres meses, el 24 de Marzo de 2004, el Comedor “Los Pibes” con el Oso había sido parte del dispositivo de organización que desplegaron los movimientos sociales, populares y políticos en el primer día de actividades en los edificios donde funcionó la Escuela de Mecánica de la Armada, uno de los más significativos campos de concentración, símbolo del terrorismo de Estado durante la dictadura genocida. La señal que se esgrimía desde los poderosos de siempre iba dirigida a medir fuerzas y marcar la cancha de la política nacional, en desmedro de la irrupción institucional y representativa de los sectores populares y sus organizaciones.En el transcurso de la ocupación se presentaron compañeros dispuestos a exponer la propia integridad física por la búsqueda de justicia, y para proteger a los compañeros que iban quedando en la Comisaría vacía, pero rodeada por calles y edificios atestados de efectivos policiales listos para el asalto que hubiese significado una masacre que sólo encontraría precedentes en los peores capítulos de la historia argentina.Durante la ocupación, la única negociación aceptable era que esos uniformados que estaban enfocados en recuperar la Comisaría -y desviar la atención de la prensa y la opinión pública desde el asesinato hacia la respuesta de bronca y dolor de los compañeros del Oso- localizaran y apresaran al asesino que ya estaba identificado por todos.A la madrugada se nos comunicó que el sicario estaba localizado y que procederían a arrestarlo. Cuando fue el momento indicado, todos los compañeros fueron dejando la Comisaría, tras revisaciones que dejaron constatado en actas que nadie se llevaba consigo ningún bien que perteneciera a la Comisaría 24. También se verificó que dentro del inmueble no se habían producido destrozos ni ningún otro hecho sobre los objetos ni sobre los efectivos de la Comisaría.Esa misma mañana, Juan Carlos Duarte fue arrestado.Hoy, a cinco años de aquellos fatídicos hechos para nuestra historia como organizaciones y como pueblo argentino, el sicario tiene condena efectiva por el asesinato de Martín Oso Cisneros, dictada por el tribunal y confirmada por la cámara de apelaciones.La ofensiva reaccionaria a la que estamos asistiendo en esta etapa, con los medios de comunicación concentrados, los grandes empresarios rurales, los agentes de los centros financieros, los nostálgicos del Terrorismo de Estado, los beneficiados por la injusticia que condena a la enorme mayoría de nuestro pueblo al hambre, la marginalidad y la supervivencia como única expectativa, comprende un capítulo más con la citación a declaración indagatoria librada contra el Coordinador Nacional de la Organización Social y Política Comedor “Los Pibes”, Lito Borello y Luis D’Elía, referente nacional de la FTV, de la que el Comedor formaba parte en ese momento, como caras visibles de la ocupación de la Comisaría 24.Esta embestida judicial no puede llevar al arrepentimiento por cómo se respondió en aquella jornada, porque las respuestas alcanzadas en la causa sobre el asesinato de Martín obedecen a la firmeza de aquél reclamo. Lo que nos indica la situación es que, como siempre, debemos seguir resistiendo los embates del poder, que esta vez parece tener la forma de la judicialización de la protesta, empezando por los dirigentes sociales y populares.Ante el poder judicial responderemos con las mismas razones que tuvimos hace cinco años, con las pruebas que quedaron firmes el 26 de Junio de 2004, y avisados de que el único motivo para que hoy tengamos que pasar por esta situación es el interés político corporativo de la minoría privilegiada de la sociedad argentina que vela por sus beneficios históricos.El 2 de Julio de 2004 el repudio masivo al asesinato del Oso Cisneros y al accionar policial se coronó con un acto multitudinario de unidad en Cinco Esquinas, La Boca, con la presencia de 40000 personas del más amplio espectro de organizaciones y personalidades que se haya manifestado en el Barrio, articulando un solo puño para enfrentar con firmeza el ataque al campo popular que robó la vida del compañero.Porque reivindicamos a Martín Oso Cisneros, el luchador y militante por la causa de los más, estamos convencidos que la mejor manera de enfrentar esta nueva ofensiva de la derecha es convocar unidos, con la misma humildad que caracterizó su compromiso, a un acto de todos para reivindicar la vida de lucha y compromiso de Martín. Por eso al acto lo convocamos, entre muchas organizaciones, en la Cooperativa de Vivienda –Co.Vi.L.Pi.- que el Oso presidió hasta que la cobardía de los poderosos alzó su mano artera”. 
Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio