Noticias

martes 24, agosto de 2010

Al mejor estilo Houdini

Las expectativas generadas por la visita de Macri a la Legislatura para explicar su situación procesal dejaron  un sabor a poco entre los diputados de la oposición que durante cinco horas  escucharon las respuestas evasivas  del Jefe de Gobierno.   El ingeniero apostó nuevamente a su victimización y cargó contra el kirchnerismo por el “armado” de la investigación.
 

Macri arrancó su presentación con un breve discurso en el que volvió a culpar al kirchnerismo por el “armado” de la causa en la que está procesado.   “Es todo una maniobra política contra alguien como yo que no se somete a la voluntad del kirchnerimo. Por ese motivo, me atacan e inician una causa con un juez adicto como Norberto Oyarbide que en tiempo record pide todas las diligencias a partir de una denuncia sobre escuchas ilegales realizada por un integrante de la SIDE a un familiar de Sergio Burstein”, sentenció Macri.

El Jefe de gobierno esquivó todos los cuestionamientos sobre la creación de la Policía Metropolitana, el nombramiento del espía Ciro James en el Ministerio de Educación y la relación del Jefe de Gobierno con el ex Jefe de la fuerza Jorge “Fino” Palacios. Insistió en marcar sin precisar las irregularidades de lo que definió como una “no investigación" y remarcó que  "no se ha cometido ningún delito".

Ante la pregunta del bloque de Proyecto Sur sobre su vínculo personal con el ex titular de la Metropolitana, Macri respondió: "El nombramiento de Palacios se basó en sus antecedentes técnicos, que fueron chequeados en varias oportunidades. Nuestra relación se inicia cuando él comienza a trabajar en Boca, años después de mi secuestro. Lo que dice el fallo en primera y segunda instancia es una mentira porque él no participó en mi secuestro”.

Las críticas no se hicieron esperar.  El titular de la bancada de Proyecto Sur, Fabio Basteiro, señaló que la exposición de Macri  "fue lamentable y escandalosa porque no dio respuestas, tuvo una actitud escapista, no se hizo cargo de su responsabilidad sobre esta crisis institucional cuando está procesado por un juez, tres camaristas y dos fiscales".

El presidente del bloque kirchnerista, Juan Cabandié, también expresó su parecer:  "La conclusión es que Macri fue consecuente con lo que fue el inicio de esta causa y las evasivas constantes y permanentes que viene utilizando: evadió deliberadamente dar precisiones sobre la designación de Jorge "Fino" Palacios y Ciro James”.

Por su parte, el diputado Aníbal Ibarra sostuvo  que Macri "contestó con un CD realizado por Jaime Durán Barba y siempre respondía lo mismo" y agregó que "se negó hasta a dar el nombre y apellido de la persona con la que se entrevistó en la embajada de Israel".

"Quien ocultó información y quien se niega a contestar las preguntas que le hacen los legisladores difícilmente sea ajeno de aquello que se lo acusa. Hoy me llevo una sensación más fuerte de que Macri es partícipe de las escuchas ilegales", señaló Aníbal Ibarra.
 

Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio