Noticias

martes 16, noviembre de 2010

El Tornú se suma a los reclamos por las crisis de la salud porteña

Los trabajadores del hospital Enrique Tornú realizaron hoy un paro de 24 horas para reclamar por la falta de materiales básicos,  un tomógrafo y  mejoras en materia de seguridad ante algunas situaciones de violencia que vivió el personal por el déficit de insumos.   

 Personal médico, no médico y miembros de la comunidad del Hospital Enrique Tornú decidieron en asamblea abierta realizar un cese de actividades y marchar hacia la Avenida Triunvirato para denunciar el grave desabastecimiento de insumos básicos, falta de seguridad, mantenimiento y otros problemas estructurales.

"La falta de insumos básicos como guantes, jeringas, y medicamentos hacen imposible nuestro trabajo diario, lo que nos obliga a denunciar junto a los trabajadores del hospital y a algunos vecinos, esto que parece ser un ahorro en salud por parte de la actual gestión", dijo  Gabriel Rosenstein, profesional del Hospital Tornú.

Esta mañana cortaron la avenida Triunvirato al 3700 durante casi una hora para hacer pública la crisis que atraviesa el centro de salud dedicado a la atención de enfermedades infecciosas. 

El déficit de material indispensable para el tratamiento de los pacientes se ha transformado en una situación repetida en la mayoría de los centros de salud porteños.  En este caso, se suman la falta de un tomógrafo, de computadoras, problemas en el servicio de enfermería y el cierre de una sala para la atención de cuadros de tuberculosis. 

"El  Tornú es un referente en tuberculosis. Sin embargo, la sala de internación para esos enfermos está cerrada, en un momento en que esa enfermedad creció en la ciudad de Buenos Aires así como la desnutrición", precisó Rosenstein. 

Ante el crítico panorama, los trabajadores de la salud denunciaron  algunos episodios de violencia  contra los profesionales, como consecuencia del deterioro de la atención por la falta de recursos indispensables.  "Fueron episodios menores, pero no hay que minimizarlos. Una agresión verbal, un empujón, otra agresión física, una amenaza también son hechos de violencia grande porque alteran la relación médico-paciente", sostuvo  José Gilardi, titular de la Asociación de Médicos Municipales porteños.
 
Por su parte, Gabriel Rosenstein, explicó que "habitualmente son situaciones con familiares de pacientes que, frente a la importante demanda de atención, si uno no les puede resolver el problema se violentan".
 
Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio