Noticias

jueves 15, septiembre de 2016

Denuncian el abandono de los Hogares y paradores de la Ciudad

Trabajadores de Promoción Social se movilizaron al Ministerio de Hacienda para reclamar por el estado de abandono de los hogares de niñxs de la Ciudad. “El Curapaligüe es un Cromañón en potencia. Hubo una fuga de gas y las autoridades intentaron resolverla con una conexión clandestina”, denunciaron los delegados de ATE.

Los trabajadores de Promoción Social, área que depende de la ministra Guadalupe Tagliaferri, se movilizaron esta mañana al Ministerio de Hacienda para reclamar por la debacle de las políticas sociales y por su propia situación laboral.  Bloquearon una de las entradas de ministerio con cintas de clausura y globos negros. En las paredes pegaron fotos para mostrar el deterioro del Hogar Curapaligüe. “No vamos a permitir que clausuren nuestra dignidad con salarios miserables y políticas sociales en estado de emergencia”, reclamaron.

En el Hogar Curapaligüe, dependiente del gobierno porteño, viven unos 45 niños, entre ellos algunos bebés, quince más de los que autoriza la ley. Además, desde hace veinte días tienen cortado el suministro de gas por una fuga y los trabajadores deben calentar el agua con pavas eléctricas para bañar a los más chicos. 

“El Curapaligüe es un Cromañón en potencia. Hubo una fuga de gas y las autoridades intentaron resolverla con una conexión clandestina. Finalmente, Metrogás cortó el suministro. Además, viven más chicos de lo permitido y no tenemos ni plan de evacuación”, contó a Diario Z Gastón Siquier, delegado de ATE.
 
“Venimos denunciando lo mismo desde principio de año. Hace un mes nos citaron, escucharon nuestros reclamos y nadie nos dio una respuesta. La mayoría de los trabajadores cobran entre 7.200 y 8.000 pesos. Trabajamos con chicos y mujeres en situaciones muy complejas y a la vez tenemos que tener tres trabajos para sobrevivir”,  sostuvo Siquier.
 
En junio los trabajadores hicieron un informe en que el señalaron el estado de emergencia de las políticas sociales de la Ciudad: faltan vacantes en los hogares de mujeres y chicos, faltan trabajadores y los subsidios habitacionales no alcanzan ni para alquilar una habitación de hotel.
 
“Hace un mes tuvimos que cerrar el centro de día La Boquita porque un compañero se cayó por una escalera que no estaba en condiciones”, agregó Siquier.
 
Según el trabajador, la mayor parte de los trabajadores están en planta transitoria y cobran entre 7.200 y 8.300 pesos. “También hay compañeros que trabajan a la par nuestro pero son contratados por ONG fantasmas. Hasta les piden que detallen en la factura tareas que no realizan”, finalizó el delegado.
 
Fuente: Diario Z
 
Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

Por la espalda

Por la espalda

EDITORIAL DE LA EDICIÓN DE ENERO DE 2019. POR HORACIO SPALLETTI 

Convencido del rumbo elegido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el presidente Mauricio Macri no dará marcha atrás con la resolución 956/2018, esa que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda sin siquiera dar la voz de alto. Esa que para muchos es un mecanismo de control social extremo de los sectores más desfavorecidos económicamente.

Imprentas del pueblo

Imprentas del pueblo

Así llamó Rodolfo Walsh a las paredes que, desde cada rincón del país, levantan la voz, luchan, denuncian, aman. Y La Boca es uno de esos barrios que de pintadas sabe, y mucho. Con su identidad y su historia empuñando brochas, aerosoles y pinceles, el Tercer Encuentro de Muraleros “Freddy Filete Fernández” sumó otros 30 muros al acervo popular barrial.  Por Facundo Baños

Visibilizar para humanizar

Visibilizar para humanizar

 En las veredas de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, viven más de 4 mil personas. Doscientas de ellas, en Barracas y La Boca. Así lo determinó el censo popular realizado en mayo por decenas de organizaciones sociales. El Gobierno porteño reconoce un aumento del 23% el último año, aunque sólo contabiliza 1066 personas en situación de calle. Por Juan Manuel Castro   

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

Diseño y Desarrollo: El Webstudio