Noticias

sábado 22, abril de 2017

Balas rápidas, Justicia lenta

Pocos episodios policiales tienen tantos testigos como la persecución fatal y la represión posterior que irrumpieron en las calles de La Boca la noche del 22 de marzo. Pero a un mes de la muerte de Claudia Ovejero, aún no se sabe quién es el asesino. Un expediente partido en dos y una escena mal resguardada, en una causa que involucra a distintas fuerzas. Por Luciana Rosende

Balas rpidas, Justicia lenta

 Los videos y audios urgentes tomados con teléfonos celulares llegaron a las pantallas de tele y portales de noticias y pusieron el hecho en el blanco de todas las miradas durante un día. Cuando el interés mediático menguó, en el barrio quedó la indignación. Con una escena mal resguardada a nivel probatorio, la Justicia casi no avanzó en las primeras semanas posteriores a la persecución policial que causó la muerte de una mujer y fue seguida por la represión a los vecinos que salieron a protestar. Una causa dividida en dos siembra dudas sobre cómo y cuánto se está investigando el rol de las fuerzas de seguridad que avanzaron a los tiros por las calles de La Boca.

La noche del 22 de marzo, pasadas las diez, móviles de la Policía Bonaerense que perseguían a un Fiat 500 donde viajaban presuntos delincuentes irrumpieron en el barrio a toda velocidad. Y a los tiros. Dos mujeres charlaban y tomaban mate en la puerta de su casa, en Ministro Brin al 1300. Ahí las encontró la balacera que abrió la persecución policial, sin importar el contexto. Varios disparos impactaron en la puerta y en las paredes del conventillo, y otros en sus cuerpos. Una de ellas, Claudia Ovejero, falleció. La otra, Susana Bordón, quedó herida. La bronca vecinal se encendió de inmediato, con gritos y pedradas para reclamar a los policías que dejaran de tirar. Pero entonces llegaron los refuerzos de la flamante Policía de la Ciudad, listos para reprimir.

La investigación judicial está partida en dos, pese a que organismos como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) habían advertido que “lo ocurrido debe ser investigado de manera integral”. El Juzgado de Menores número 6 tiene a su cargo la primera parte, con dos jóvenes menores de edad imputados por los hechos que dieron lugar a la persecución policial y los disparos. Es ése Juzgado el que debe buscar a los responsables de la muerte de Ovejero y las heridas de Bordón. La segunda parte quedó a cargo del Juzgado de Instrucción 41, con intervención de la fiscal de La Boca, Susana Calleja, quien ante la hipótesis de un accionar represivo derivó la causa a la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN), según confirmaron a Sur Capitalino fuentes judiciales. Allí se comenzaron a reunir los testimonios de los testigos, imprescindibles para determinar de dónde vinieron las balas que mataron a Claudia e hirieron a Susana. 
 
“Nos preocupa que hayan dividido la causa y que no se esté investigando el accionar de las fuerzas. Las investigaciones vienen muy lentas y no se conservó adecuadamente la escena”, advirtió Nahuel Berguier, representante de la mujer herida. El abogado celebró que se le hubiera dado intervención a la Procuvin, pero cuestionó que más de una semana después de presentarse como querellante aún no le habían dado acceso al expediente.
 
En el barrio los vecinos usan distintos términos para remitir a lo que vieron. “Caos”. “Batalla campal”. “Balacera”. Pero todas las descripciones pintan la misma escena: personal de distintas fuerzas policiales disparando a mansalva durante la persecución primero y para reprimir después. 
 
María, Kike y David estuvieron entre los muchos testigos. María estaba terminando de cenar cuando el tiroteo llegó bajo su ventana, en la esquina de Lamadrid y Necochea. Sus chicos se escondieron detrás de un mueble y ella subió al altillo para observar sin levantar la persiana. “Veo que vienen desde Necochea los policías, bajan de los patrulleros y empiezan a disparar. Eran una banda: 7, 8 ó más. Camionetas de la Bonaerense no vi. Sí a los autos que decían Policía de la Ciudad”, relató. Y continuó: “Disparaban de una fuerza que usa camisas blancas, se apoyaban en un tacho de basura y disparaban para el lado de la pared, después para arriba, después empezaron a sacar escopetas largas, calculo que son las de goma”.
 
Kike vive sobre Ministro Brin. Ante el tumulto, salió a la vereda. “Vi pasar un auto perseguido por una camioneta y un patrullero. En la esquina lo chocaron y empezó el tiroteo. Enseguida, desde Brin, del lado de Olavarría veo vecinos gritando. Ahí me entero que había dos mujeres en el piso y le gritaban a la policía que dejaran de tirar”, contó. “Fue un descontrol. Empezaron a llegar más patrulleros y se armó una batalla campal. A un compañero le pegaron como 15 perdigones de goma en la pierna (‘como un colador’, describió María). Logramos que la policía se repliegue una cuadra y ahí prendimos fuego unos tachos para que no vuelvan”. Agregó que en la madrugada vio a efectivos con uniforme de la Policía Metropolitana realizando peritajes, que luego continuó Gendarmería.
Antes de las balas, David había salido a pasear al perro. Andaba por la placita de Brin y Olavarría cuando advirtió la persecución. “Había policías bonaerenses con camionetas, pasaban volando junto a autos de brigada blindados. Trataban de arrinconar al Fiat que venían persiguiendo”, dijo. No vio el momento en que los disparos impactaron en las dos vecinas. Sí vio que “en Lamadrid y Brin se bajaron tipo de civil con metralletas y disparaban a las personas que estaban en la escalera donde está la Covilpi”. 
 
“La gente empezó a tirar piedras a cualquier patrullero que pasaba, en pos de decirle a la policía que parara con los disparos. A esa hora está lleno de chicos”, cuestionó. En todos los relatos, las dos partes del episodio se unen y se mezclan. Las distintas fuerzas, las distintas balas. Los primeros tiros, la represión que vino después. En la Justicia, sin embargo, la historia está fragmentada. Con el riesgo de que al partirla se pierda de vista el papel que cumplieron las fuerzas de seguridad.   
Comentar
Nombre
Email:
Comentario
Validación
Por favor escriba las palabras que ve en la imagen de arriba.

Videos

Destacados

El conventillo del ave Fénix

El conventillo del ave Fénix
Las familias de Ministro Brin 1253 son protagonistas de un momento histórico: la refacción del conventillo del que estuvieron a punto de ser desalojados llega a su fin. Con baños propios, escaleras firmes y techos que no se llueven, el proceso fue posible por la confluencia de actores judiciales, estatales, universitarios y de organizaciones sociales al servicio de esta iniciativa. La unión de los vecinos, ahora propietarios, fue el principal apuntalamiento de la obra. Por Luciana Rosende

 

Indagatoria y pedido de informes para el policía que baleó a un joven en La Boca

Indagatoria y pedido de informes para el policía que baleó a un joven en La Boca

El agente de la Policía Metropolitana detenido por balear al joven Lucas Cabello en la puerta de su casa será indagado esta mañana, a partir de las 10, por el juez Osvaldo Rappa, en el  Palacio de Tribunales.  Desde e l Observatorio de Derechos Humanos de la ciudad de Buenos Aires (ODH) presentaron un pedido de informes al Ministerio de Seguridad porteño de Guillermo Montenegro para determinar si se trató de otro caso de gatillo fácil de la Policía Metropolitana. 

La gran estafa

La gran estafa
Cientos de familias resultaron engañadas por un grupo de supuestos gestores del IVC que les cobraban adelantos de hasta 100 mil pesos por una vivienda en Casa Amarilla. Muchos de los damnificados viven en La Boca y Barracas y aseguran que quienes les cobraron, también. La Justicia investiga si entre los responsables hay funcionarios. La falta de transparencia en las adjudicaciones del IVC habilita el avance de este tipo de delitos. Por Martina Noailles

EdiciÓn Impresa

Twitter


Agenda Cultural

CINE ITINERANTE EN EL ARANCIBIA

En el marco del Ciclo de Cine Itinerante en los Espacios para la Memoria, el próximo viernes 21 de abril, a las 18.30, se  proyectará "Infancia Clandestina", de Benjamín Ávila en la Escuela Isauro Arancibia (Paseo Colón 1318, casi esquina Cochabamba).

SERIE LA BOCA

Desde el sábado 29 de octubre hasta el 3 de diciembre podrá visitarse la muestra Serie La Boca, del artista plástico Santiago Canción en el Edificio Cuatro Columnas del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), ubicado en Av. Del Libertador 8151.  Una muestra que cuenta las historias de un pasado pintoresco y de un presente doloroso. Una obra cargada de materia y pensada desde las problemáticas del barrio que ha visto de cerca y que hoy lo conmueve y lo atraviesa.  El conventillo, la silla, el humo, el agua, la ciudad, se convierten en los personajes de una obra que refleja los sentires de un pueblo trabajador y lo cargan de sentido.

ARROJAS POESÍA EN ISLA MACIEL

Se acerca la primavera y brotan flores y poesía hasta en los alambres del Puente que cruza el Riachuelo. El sábado 24 de septiembre desde las 18.30, el ciclo estacional Arrojas Poesía al Sur, que desde 2011 organizan Marta Sacco y Zulma Ducca, se realizará en la cabecera de Isla Maciel del Puente Nicolás Avellaneda (el puente naranja).  

Para festejar el equinoccio de primavera y el día del estudiante leerán entre otros poetas: Alicia Genovese, Andy Nachón, Claudia Masin, integrantes de la flamante Cátedra de Poesía de la UNA (Universidad Nacional de las Artes), y Amalia Boselli y Amina Chachi Azura por La Boca. Además, Al Ver Verás proyectará su música para mirar y Gastón Golcalves, músico de Los Pericos y Oliucanit, se presentará junto a su ukelele como Beatrice Inferno. 

 

LO QUE LA PESTE NOS DEJÓ

El grupo de Teatro Comunitario Pompapetriyasos presenta “Lo que la peste nos dejó”,  una creación colectiva que se podrá ver todos los sábados desde el 22 de octubre a las 21 horas en el Parque Ameghino, Av. Caseros 2300.  Sumate!

 
Diseño y Desarrollo: El Webstudio