Noticias

viernes 2, noviembre de 2007

Ordenan llamar a los travestis por su nombre elegido

La medida dispuesta por el Gobierno porteño busca evitar la discriminación que atraviesan a la hora de concurrir a los hospitales porteños y respetar la identidad de género.

Travestis, transexuales y transgénero que concurran a los hospitales de la red pública porteña podrán exigir, a partir de este jueves, ser atendidas con el nombre femenino o el que eligieron por su identidad de género y no con la denominación que figura en los DNI.

Así lo establece una resolución difundida por el gobierno de la Ciudad que propone esta medida para erradicar las situaciones de discriminación que vivían las personas que optaron por el cambio de sexo a la hora de concurrir a los hospitales.

La norma firmada por el ministro de Salud porteño, Alberto De Micheli, y basada en la Constitución de la Ciudad y en tratados internacionales, permitirá que cualquier persona que concurra a atenderse elija el nombre por el que desee ser llamada para las distintas prestaciones.


La noticia fue bien recibida por las organizaciones de travestis, transexuales y transgénero, aunque admitieron que, ahora el trabajo deberá centrarse en la capacitación a médicos, enfermeros y empleados administrativos para que la iniciativa pueda cumplir el objetivo para el cual fue elaborada.


 "Cuando una persona utilice un nombre distinto al original por considerarlo representativo de su identidad de género adoptada o autopercibida, y a su solo requerimiento, dicho nombre deberá ser utilizado para la citación, registro, llamado y otras gestiones asociadas", explicaron.


Según señalaron desde la cartera sanitaria, desde hace muchos años, travestis, transexuales y transgéneros sólo accedían a los hospitales públicos cuando su salud estaba muy deteriorada, en parte, por temor a padecer algún tipo de agresión o maltrato vinculado a su género.


Martín Engelman, becario del CONICET y miembro de la asociación civil Gondolín, cuyo trabajo se centra en la lucha por los derechos de la comunidad trans, señaló que las autoridades sanitarias deberán encarar "un trabajo con el personal para que las traten como mujeres".


Para Engelman, "está muy bien que en el campo sanitario se empiece a reconocer los derechos trans", pero remarcó que "lo fundamental es ir por la lucha del cambio registral".


Este pedido alude a que los travestis, transexuales o transgénero puedan modificar su nombre en sus DNI, lo que posibilitará, según el especialista, una mejora a la hora de buscar trabajo. "El cambio registral permitirá que puedan acceder a otros trabajos que nos sea el sexual ya que el 93% de la población travesti trabaja en la calle", destacó.

Fuente: TELAM