Noticias

jueves 16, julio de 2009

Un Central Park en Recoleta

Con el objetivo de generar más espacios verdes el Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad presentó un proyecto para la creación de un Parque Central de 33 hectáreas que se emplazaría en los alrededores de la Facultad de Derecho.

A tono con una gestión de prioridades cambiadas, el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri,  apuesta a construir un mega Parque en la zona de Recoleta al mejor estilo Nueva York. Ya llamó a licitación para la primera parte del proyecto, el Parque Central Norte, que según preveén será inaugurado en diciembre de 2010.

El primer paso para la creación del Parque será la ampliación a 12 carriles de la vía rápida Juan Facundo Quiroga y la parquización del lugar que se conformará con  la unificación de las plazas Intendente Alvear, Mitre, Rubén Darío, General Urquiza y Naciones Unidas, el Parque Thays, el estanque de regatas y el paseo de esculturas.
De este modo, una parte del mega Parque quedará emplazado sobre  a las avenidas Figueroa Alcorta y Del Libertador, entre Austria y Pueyrredón.

Desde el Ministerio, estiman que la inversión para esta primera etapa rondará en 80 millones de pesos más IVA que serán abonados por el contratista y una vez concluída la obra,  se cancelarán con fondos provenientes del cobro de peajes que realiza la empresa estatal AUSA.

En una segunda etapa, aún no licitada, se construirá detrás de la Facultad de Derecho un centro de convenciones subterráneo en reemplazo del Centro de Exposiciones que será demolido para el ensanchamiento de la Quiroga y cocheras subterráneas para 1000 autos.

Para emprender el proyecto, el Ministerio de Desarrollo Urbano porteño diseñó el proyecto Movilidad Sustentable para descongestionar la concentración vehicular de la zona.   Los dos ejes fundamentales son: la construcción de dos túneles bajo la Avenida 9 de Julio para tránsito liviano y la ampliación de la vía rápida Juan Facundo Quiroga.

En una etapa futura piensan extender la línea H de subtes para que llegue hasta el centro de convenciones subterráneo y quede conectado con el Ferrocarril Mitre; construir un viaducto en Libertador, a la altura de Callao, para agilizar el tránsito; y la instalación de miniómnibus eléctricos no contaminantes para recorrer el microcentro porteño de manera longitudinal.

Las críticas al ambicioso proyecto no se hcieron esperar.  El legislador de Igualdad Social, Martín Hourest expresaró su  rechazó al proyecto de Macri por considerar que no se puede realizar la obra cuando hay obras que están paralizadas. Hourest destacó que “los porteños necesitan encontrar una solución a la educación, la salud y la vivienda”.

También se sumó el legislador de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya, quién cuestionó al mandatario porteño por anunciar “megaobras” “mientras tiene paradas las obras de ampliación de los subtes”.

El legislador de Diálogo por Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, solicitó a la Comisión de Planeamiento Urbano que cite al Ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad, Daniel Chaín, para que brinde explicaciones acerca de los estudios técnicos que abalaron la obra. "Sí el Gobierno no cumple con la ley, una vez más, estamos frente a una decisión caprichosa que sigue privilegiando obras costosas e innecesarias en vez de priorizar otras que son fundamentales”, sostuvo.

Fuente: TELAM / La Nación