Noticias

martes 23, noviembre de 2010

5° Remada para recuperar el Riachuelo

Más de 300 personas participaron este fin de semana de la quinta edición de la Regata por el Riachuelo, organizada por La Fundación por La Boca para concientizar a la comunidad y a las autoridades sobre el estado de la cuenca.
 

En botes y kayaks, más de 300 personas participaron de la iniciativa de La Fundación por La Boca, junto a la Unión Industrial de Avellaneda y la Federación Metropolitana de Remo para revalorizar al río como espacio público. 

Los remadores partieron temprano desde el Yacht Club de Puerto Madero. El recorrido incluyó nueve kilómetros por el interior de los diques, Dársena Sur hasta el Club de Regatas Avellaneda, pasando por Vuelta de Rocha, en el barrio porteño de La Boca para demostrar la navegabilidad del río.

En la aventura también participaron a alumnos de la escuela Kayak 7, para chicos con discapacidad.

Anatolín Magallanes, director ejecutivo de la fundación, señaló que la actividad “es una manera amigable de acercarse al problema, mostrar que el río tuvo un esplendor de navegabilidad y que puede ser un lugar para el esparcimiento y el deporte. Si la comunidad se hace cargo del río, el río se recupera.”

“Este tendría que ser un lugar para que La Boca vuelva a ser un puerto con barcos –opina Magallanes– y que sea un lugar de unión entre la ciudad y la provincia.”

Hay dos teorías con respecto al dragado del barro que está en el fondo del Riachuelo: una es removerlo, aunque no se estableció el destino de los residuos, la otra es que sedimente en forma natural. Luego de que la Corte Suprema de Justicia estableció la prioridad de un plan de recuperación, expertos de la Universidad Tecnológica Nacional van a estudiar cuál alternativa es la más conveniente.

Los vecinos entienden que ya comenzaron los primeros avances como la remoción de barcos abandonados. “Falta un montón para recuperar el Riachuelo, pero es bueno que la gente pueda entender que este puede ser un lugar distinto y vean al río de frente y no como el patio trasero o el reservorio de basura”, finalizó Magallanes.

Fuente: Tiempo Argentino