Noticias

miércoles 24, noviembre de 2010

Barroso complic├│ a Narodowski

La declaración de la ex jefa de Gabinete del Ministerio de Educación porteño complicó la situación del ex ministro, Mariano Narodowski, a quien responsabilizó por la contratación del espía Ciro James.
 

En su declaración ante el juez Oyarbide como imputada en la causa por las escuchas telefónicas, Rosana Barroso responsabilizó al ex titular de la cartera de Educación por la contratación del ex policía-espía Ciro James.

"Fue el propio (ex) Ministro Narodowski el que trajo a James al Ministerio de Educación: lo trajo, lo contrató y lo puso en funciones. No conocía a James hasta ese momento", dijo Barroso en un escrito que presentó en el juzgado.

El testimonio de Barroso complicó la situación de Narodowski, quien fue citado a declarar por segunda vez a raíz de nuevos pruebas que surgieron del cruce entre el teléfono del espía y los números del ex ministro porteño.

En su indagación, la semana pasada, el ex ministro había dicho que James "reportaba en forma directa" a Barroso.

Pero, según fuentes judiciales, Barroso se defendió diciendo que durante 2009 "James comenzó a comunicarse directamente con el Ministro" y solo algunas veces se comunicó con ella, aunque por "expreso pedido" de Narodowski para acordar reuniones con él.

"Las tareas se las comunicaba el Ministro a James. Con él se reunía y a él asesoraba", remarcó la ex funcionaria, indicaron voceros judiciales.

Por su parte, Roberto Ayub, ex director de Auditoría Interna del Ministerio de Educación porteño, declaró que fue Barroso la que dio la orden de contratar como abogado al ex policía: dijo que James trabajó algunos días en su área y que luego, por orden de Barroso, pasó a depender de ella.

James fue procesado con prisión preventiva como integrante de una supuesta asociación ilícita dedicada a la interceptación ilegal de teléfonos desde el aparato del Estado y a través de la Justicia de Misiones.

De manera paralela el espía figuraba como asesor del Ministerio de Educación de la Ciudad, con un sueldo de seis mil pesos y  -supuestamente- recomendado por funcionarios de la Universidad de La Matanza.

Entre las víctimas de las escuchas estuvieron el familiar de víctimas del atentado a la AMIA Sergio Burstein, el cuñado del jefe de gobierno de la Ciudad Néstor Leonardo y distintos empresarios, como Carlos Avila y gerentes del supermercado Coto, entre otros.

Por esa causa, además de James, están procesados el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri; el ex jefe de la Metropolitana Jorge "Fino" Palacios, un grupo de policías de Misiones y dos ex jueces de esa provincia que autorizaban las escuchas cuestionadas.