Noticias

miércoles 3, agosto de 2011

Abrazo simbólico a los terrenos de Casa Amarilla

El Movimiento Vecinal por el Resurgimiento de La Boca del Riachuelo convoca a un abrazo simbólico en los terrenos de Casa Amarilla el próximo jueves 4 de agosto para manifestarse contra el acuerdo que suscribirá el Gobierno porteño para construir menos de la mitad de las viviendas preadjudicadas durante la gestión de Ibarra en el predio destinado a Urbanización Parque. La cita será a las 18 en Almirante Brown y 20 de Septiembre.
 

Los vecinos y agrupaciones nucleados en el Movimiento Vecinal por el Resurgimiento de La Boca del Riachuelo aseguran que el proyecto prevé la construcción de 438 viviendas en lugar de las 1200 proyectadas en el año 2004, a través de un reparto discrecional a cargo de la Asociación Civil Casa Amarilla y que afectará los espacios verdes del barrio.

En octubre de 2009, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó un proyecto en la Legislatura para que se autorizara la venta de los terrenos de Casa Amarilla con el fin de reunir fondos para edificar en otras zonas de la Ciudad.  A raíz de las criticas recibidas, el proyecto fue desestimado.

Un año más tarde, el Instituto de la Vivienda logró un acuerdo con un pequeño grupo de preadjudicatarios de las 1200 viviendas que se habían intentado construir en Casa Amarilla durante la gestión de Aníbal Ibarra y fue presentado para su homologación en la Causa que tramita ante la Sala II de la Cámara Contencioso Administrativo y Tributario del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires. El acuerdo establece la construcción de 438 viviendas que serán adjudicadas y administradas por la Asociación Civil Casa Amarilla.

Los vecinos cuestionan varios puntos del acuerdo. En un primer lugar porque  disminuye la responsabilidad del ejecutivo en cuanto a la construcción de viviendas a casi la mitad. "Con ello el Gobierno porteño se ahorra unos cuantos millones de pesos, y se olvida de una situación extremadamente grave como la que atraviesa el barrio de La Boca", señalaron.

Además, señala que el reparto se decida de modo discrecional sin sorteos ni estudios de prioridades y apelan a la defensa de los  últimos espacios verdes disponibles en La Boca, cuando existen cientos de terrenos disponibles en el barrio, muchos de ellos propiedad del Gobierno porteño.

El Movimiento Vecinal por el Resurgimiento de La Boca del Riachuelo viene sosteniendo que con la misma plata que ahora se planea construir en Casa Amarilla se pueden edificar las mismas viviendas o muchas más en la trama urbana del barrio.

"Es perfectamente compatible construir viviendas para los que las necesitan en la trama urbana del barrio, y preservar a Casa Amarilla como un espacio verde para que pueda ser utilizado por todos", plantean desde este movimiento que agrupa entre otros a la Fundación Museo Histórico de La Boca, Asociación El Trapito, la Sociedad Yugoslava y Libres del Sur.