Noticias

viernes 14, diciembre de 2012

16.353 personas en situación de calle en la Ciudad

La organización Médicos del Mundo denunció que desde 2009 aumentó en un 7,21% la cantidad de personas que viven en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. El Gobierno porteño contabilizó 900.

16.353 personas en situacin de calle en la Ciudad

 

La ONG humanitaria internacional informó también que el 80% de las personas en situación de calle tiene problemas para acceder a los servicios públicos de salud porteños -tanto en hospitales como centros de atención primaria- y el 49% no desea ir a hogares paradores del Gobierno de la Ciudad por cuestiones como maltrato, horarios restrictivos e imposibilidad de acceso con la familia.
 
Las cifras se desprenden del Informe 2011-2012 del Programa “Salud en Calle”, elaborado a partir del trabajo diario que la organización despliega en los distintos puntos de la Ciudad a los que llega con su Unidad Móvil Sanitaria para brindar atención gratuita en salud, contención psicológica y acompañamiento social a las personas en situación de calle.
 
“Hay un aumento de la población en situación de calle, entendida como personas en emergencia habitacional que no tienen acceso a una vivienda digna ni a derechos humanos básicos”, aseguró Ana Clara Cafaro, médica clínica y coordinadora del programa “Salud en la Calle” de esta ONG humanitaria internacional, durante la presentación del informe.
 
Cafaro denunció al gobierno porteño por hacer del espacio público un lugar de “represión e invisibilización de esta problemática”. “Hay muchas ONGs ocupándose del tema. Del otro lado hay un Estado local que no es ausente sino que está llevando adelante políticas activas para que estas personas no tengan acceso a distintas cosas. Políticas represivas, por ejemplo, como antes fue la UCEP  y es Policía Metropolitana”, dijo Carolina Karagueuzian, trabajadora social y también coordinadora del Programa.
 
La cantidad de personas que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reconoce como viviendo en situación de calle es mucho menor, tan solo unas 876 personas, y la diferencia se explica en que el relevamiento oficial solo incluye a las personas que se encuentran físicamente en la vía pública a partir de un conteo ocular.
 
En cambio, para Médicos del Mundo forman parte del mismo grupo los recicladores o cartoneros; los chicos de la calle; las personas que pernoctan en albergues o paradores; las que viven en hoteles o pensiones transitorios con subsidios o quienes no cuentan con ingresos estables para costear de manera permanente un alojamiento y los ocupantes precarios de casas.
 
“Uno va a planificar de acuerdo a lo que está contando y si está contando mal, obviamente no va a poder hacer políticas integrales. Aparte las cifras son incongruentes con el intento de querer aumentar a 1.500 o 1.600 el número de camas en los paradores”, afirmó Cafaro.
 
El informe revela que el 51% padece adicciones (alcohol, tabaco, cocaína, pasta base, etc.), porcentaje que aumenta al 73% en el caso de las personas que sobreviven físicamente en la calle.
En cuanto a las enfermedades detectadas en este grupo poblacional, la mayoría corresponden a infecciones respiratorias (18.43%) en invierno; traumatológicas (13.64%) y enfermedades de la piel asociadas a la falta de acceso a la higiene personal (12.84%) en verano.
 
La situación laboral de estas personas es muy precaria: el 57,95% no tiene un empleo y el 91.22% de los que sí lo tienen lo hacen de manera “informal-precaria” como albañiles, electricistas, limpia vidrios, cuida coches, etc.
 
La Unidad Móvil Sanitaria de Médicos del Mundo -cuyo equipo está integrado por médicos, enfermeros, trabajadores sociales, psicólogos, operadores de calle y sanitaristas- presta servicios desde hace 10 años en las plazas y espacios públicos de Constitución-Barracas, Pompeya-Parque Patricios, Once-Congreso, Parque Rivadavia-Flores; donde en los últimos 5 años recibió 5.739 consultas socio-sanitarias.