Noticias

lunes 18, noviembre de 2013

Un nuevo intento del PRO para recortar la autonomía de las Comunas

El Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, envió nuevamente a la Legislatura porteña un proyecto para reformar la ley de Comunas que recorta el control comunal, elimina el sueldo de los miembros de la Juntas, dejando solo la asignación para el presidente, y le otorga Ejecutivo la potestad de fijar topes presupuestarios.


Un nuevo intento del PRO para recortar la autonoma de las Comunas

El proyecto, que será analizado por las comisiones de Descentralización y de Asuntos Constitucionales, es similar a uno presentado por el Ejecutivo en 2011 que no prosperó ante la negativa de las fuerzas de la oposición.

 
La iniciativa plantea la derogación de tres artículos de la norma original y la reforma de otros 16 de los 58 con que cuenta la ley orgánica de Comunas 1777, sancionada y promulgada en 2005.
 
Las Comunas fueron puestas en funciones en diciembre del 2011 con la elección de los miembros de las Juntas Comunales que, en su totalidad, son presididas por dirigentes del PRO.
 
Justamente, el proyecto presentado por el Ejecutivo porteño dispone que únicamente el presidente de la Junta Comunal perciba un sueldo por su tarea, mientras los restantes seis miembros realicen su trabajo “en forma honoraria”.
 
De esta manera, contrapone la ley original que establece en su artículo 25 que todos los integrantes de cada una de las 15 Juntas Comunales reciban remuneración.
 
Otra de las reformas apunta al criterio de competencia patrimonial propia de cada Comuna. Por un lado, exige a cada una de las unidades que “antes de cada 31 de agosto” eleve su presupuesto anual al Poder central para “su consideración y análisis” y establece que el Ejecutivo será quien fije “el tope de gastos”.
 
En su redacción original, el artículo 15 establece que “la aprobación del anteproyecto de presupuesto de cada Comuna está a cargo de la Junta Comunal y se elabora a través de mecanismos que, a escala barrial, garantizan la participación de los vecinos en la fijación de metas, formulación y control presupuestario”.
 
El proyecto del macrismo dispone también cambios en las competencias exclusivas y las concurrentes de las comunas al quitarles facultades, así como le agrega atribuciones a los presidentes de las Juntas que antes no existían como la de “celebrar contratos y convenios y disponer la adquisición de bienes”.
 
En otro de los puntos el proyecto oficial, arremete con las funciones del Consejo Consultivo comunal, que son los espacios de participación de los vecinos, al recortar sus facultades respecto de evaluar la gestión de la Junta y controlar la ejecución del presupuesto de cada unidad.
 
Por último, deroga el artículos 9, que impide al Ejecutivo “ejercer las funciones derivadas de las competencias exclusivas de las Comunas”; y el 28 y 32, que fijan las atribuciones de los miembros de la Junta. 
 
Fuente: Télam