Noticias

lunes 22, diciembre de 2014

El Puente Alsina se llamará Ezequiel Demonty, en homenaje al joven asesinado por la Policía

El Senado aprobó la iniciativa del propone reemplazar el nombre del Puente Alsina (ex Uriburu), que une Lanús y Pompeya, por el de Ezequiel Demonty, en homenaje al joven que en 2002 fue torturado y asesinado por efectivos de la Policía Federal que lo arrojaron desde allí al Riachuelo.

El Puente Alsina se llamar Ezequiel Demonty, en homenaje al joven asesinado por la Polica

El cambio surgió a partir de una iniciativa de los alumnos de la Escuela E.E.M. 3 Carlos Geniso, en el Bajo Flores, donde estudiaba el joven asesinado. Acompañados por sus docentes, los jóvenes redactaron los fundamentos del proyecto: “para que la gente conozca la violencia institucional de estos barrios”; “Ezequiel sufrió todas las características de la violencia institucional, siendo inocente de todo, y no alcanza con que estén presos los culpables”; “lo que le hicieron fue injusto y cruel, sería bueno que el puente lleve su nombre”; “para que la policía aprenda que no tiene más derecho que nosotros”.

La propuesta fue presentada por el diputado Leonardo Grosso (Frente para la Victoria) y acompañado por referentes de la UCR, de Libres del Sur y del GEN.  Sólo los bloques del Frente Renovador, y el PRO votaron en contra de la propuesta con el argumento de ue en el 2002 la Legislatura porteña había cambiado el nombre del ex dictador Jóse Félix Uriburu por  su denominación original “Puente Alsina” al tramo porteño. 

Grosso mostró que por ley se trata de un puente nacional, y consiguió apoyo en Diputados. Al final el Senado dio su aval en forma unánime.

El 14 de septiembre de 2002, Ezquiel volvía a su casa, después de haber pasado la noche en la bailanta Panambí, de Constitución, junto a sus dos amigos y una chica llamada Gloria. Pero en el trayecto fueron interceptados por tres patrulleros de la Policía Federal, de los que descendieron varios policías y comenzaron a increparlos. A Gloria la dejaron ir porque dijo que estaba embarazada, pero a los tres jóvenes los obligaron a subir a los patrulleros y los llevaron frente al Puente Alsina. Allí los golpearon hasta cansarse, y los obligaron a meterse al Riachuelo y alejarse de la orilla. Ezequiel se ahogó. Sus amigos se salvaron. Claudio terminó preso por un robo menor, y Julio apareció asesinado en un auto. En 2004, fueron condenados a prisión perpetua el ex oficial subinspector Gastón Samohano, el ex oficial inspector Gabriel Barrionuevo y el suboficial Alfredo Fornasari.

“Estos pibes lograron mantener viva la memoria de Ezequiel, que para la policía era un negro de mierda”, señaló la mamá de Ezequiel, Dolly Demonty, visiblemente emocionada. “Para mí, que siempre viví en barrios populares, es un orgullo que esto haya surgido en la escuela.”
 
Fuente: Página 12