Noticias

martes 3, marzo de 2015

La colonia más cara

Según la organización Boca Es Pueblo, el Club Atlético Boca Juniors tiene la colonia más costosa del fútbol argentino. Además, en comparación a su propia tarifa del verano pasado, aumentó un 56 por ciento y es un 57 por ciento más cara que la de River. Reproducimos parte del interesante informe.

 La colonia ms cara

Las colonias de vacaciones cumplen múltiples funciones sociales, tanto para los pibes como para sus padres. Para los chicos, implica continuar con la enseñanza en tiempos de vacaciones en la escuela. Es educación orientada a la recreación; al deporte y, por lo tanto, a la vida sana; a la generación y el fortalecimiento de lazos sociales entre los mismos vecinos. Representa, además, la oportunidad de soportar el calor sofocante de la ciudad mediante el uso de la pileta. A su vez, para los padres trabajadores, la colonia brinda la posibilidad de continuar con la vida laboral con la seguridad de que sus hijos se encuentran bajo cuidado durante la jornada de trabajo.

 
El 5 de enero comenzó una nueva temporada de la colonia de vacaciones en el Club Atlético Boca Juniors (CABJ) para los chicos del barrio de La Boca y aledaños. La temporada, es decir enero y febrero, cuesta $6.400 para socios y $7.200 para no socios para el turno completo, desde la mañana hasta la tarde. La tarifa para socios representa un incremento de 56,1% con respecto a la de la temporada 2014 ($4.100). Como habíamos señalado el año pasado, Boca Juniors ya contaba con la colonia más cara entre varios clubes de la Ciudad de Buenos Aires cuyo deporte principal es el fútbol. Para esta temporada, decidimos realizar el análisis con los treinta clubes que disputarán la Primera División de la AFA en 2015. Nuevamente, nuestra institución encabeza el listado pero esta vez de todo el país.
 
Cara y encarecida. Una tarifa de $6.400 para dos meses de colonia es cara en sí misma. Porque representa nada menos que dos meses de correcta alimentación para una familia tipo, casi un sueldo para el asalariado promedio en la zona sur de la Ciudad o 3,6 subsidios habitacionales (de $1.800) de los que otorga el Gobierno de la Ciudad para las familias que súbitamente quedan en la calle por desalojos o incendios, casos que se repiten casi semanalmente en La Boca. Porque, también, aproximadamente equivale a tres meses de alquiler en un conventillo boquense.
 
Es decir, su valor es elevado, pero lo es aún más al contextualizarlo, al considerar que el club que la brinda se encuentra situado en uno de los barrios más carenciados de la Ciudad. La Boca se encuentra dentro de la Comuna 4, la que en 2010 concentraba el mayor porcentaje de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas luego de la Comuna 1 (que contiene a la villa 31) y la de mayor nivel de hacinamiento de la Ciudad. Resulta evidente, entonces, que la colonia del CABJ no está orientada a la amplia mayoría de la población del barrio que le dio vida a nuestro club sino, más bien, a una minoría de altos ingresos.
 
Esta exclusividad es la impronta en todo aspecto de la gestión del club desde hace casi dos décadas por parte de las diversas dirigencias macristas. Así como nos fueron expulsando a los hinchas de menores recursos de la cancha (tanto de las populares como de las plateas) y luego del club (la única posibilidad de asociarse es mediante una lista de espera llamada “socio adherente” y con tarjeta de crédito), también fueron excluyendo a los vecinos del propio barrio brindándonos cada vez menos posibilidades de realizar actividades en su interior. El manejo de la colonia de vacaciones y sus precios irrisorios no hace más que confirmar esta tendencia hacia el total alejamiento del club del barrio y del sector social que le dio vida.
 
(El informe completo puede leerse en www.bocaespueblo.com.ar)