Noticias

jueves 29, octubre de 2015

Abrazo al Normal 4 por la aparición de Layla

Alumnos y docentes del Normal 4 de Caballito se concentraron ayer al mediodía en la puerta del colegio ubicado en Rivadavia y Acoyte  para exigir la aparición de Layla Nayeli Sainz Fernández, alumna de 13 años, que desapareció desde el pasado jueves 22.

 Abrazo al Normal 4 por la aparicin de Layla

María Isabel Grau, secretaria de prensa de Ademys, el sindicato docente que organizó la medida, señaló que además del caso de Layla a quién su familia y amigos buscan desesperadamente “Preocupa el acoso a menores de edad a través de Internet. Hay no menos de diez casos registrados”.

La adolescente desapareció después que sus padres descubrieran que chateaba vía Facebook con un hombre que la invitaba a salir. La denuncia fue registrada en la Comisaría 34 y donde actúa la Fiscalía de Pompeya y Parque Patricios, frente a la cual se realizó ayer una concentración en apoyo a los padres de la Layla.

“Ya son varios los hechos denunciados penalmente en relación a la persecución y las amenazas que sufren las jóvenes del barrio, y aún no hemos obtenido una verdadera respuesta institucional que permita garantizar su seguridad”, consideró Grau. “Las víctimas de estos delitos no casualmente son chicas jóvenes y pobres. Quienes se encuentran detrás de estas maniobras se valen especialmente de su condición de vulnerabilidad para garantizar su impunidad”.
 
El último contacto de la niña, que cursaba su primer año en el Colegio Normal 4, fue el jueves 22 de octubre, alrededor de las 14.30, cuando se conecto a Internet desde un ciber en la calle San Juan, de la Villa 11114, barrio en el que vive junto a su familia.
 
Al momento de su desaparición, la menor tenía puesto un jean desgastado, remera amarilla, un suéter violeta y tenía una mochila negra con dibujos en color fucsia. “Ella no tenía celular, porque se le había roto. Su SUBE era nueva y no está registrada, así que lo que hicimos fue dejarle mensajes en su Facebook. Estamos desesperados, pegando carteles por Flores y caminando a ver si la vemos”, dijo la madre.
 
El padre de Layla contó cuando se dio cuenta que su hija chateaba por Facebook con un desconocido, la jovencita se puso “muy nerviosa” y “se enojó”. El padre le quitó la computadora y entonces vio que Layla no chateaba con un amigo, como le había dicho, sino con un individuo que tenía un perfil de Facebook creado hace dos meses y que la mayoría de sus contactos eran nenas o chicas adolescentes.
 
“Queremos la aparición de Layla y que no haya más acoso e intimidación a menores a través de las redes sociales. Son situaciones graves, humillantes. No sabemos si en los casos detectados actúa una red, pero la justicia tiene que terminar con esto”, cerró Grau.
 
En caso de tener información o datos sobre el paradero de la nena pueden comunicarse con sus padres a los teléfonos: 15-2161-0014/15-5735-3859.
 
Fuente: Diario Z