Noticias

miércoles 11, noviembre de 2015

Indagatoria y pedido de informes para el policía que baleó a un joven en La Boca

El agente de la Policía Metropolitana detenido por balear al joven Lucas Cabello en la puerta de su casa será indagado esta mañana, a partir de las 10, por el juez Osvaldo Rappa, en el  Palacio de Tribunales.  Desde e l Observatorio de Derechos Humanos de la ciudad de Buenos Aires (ODH) presentaron un pedido de informes al Ministerio de Seguridad porteño de Guillermo Montenegro para determinar si se trató de otro caso de gatillo fácil de la Policía Metropolitana. 

Indagatoria y pedido de informes para el polica que bale a un joven en La Boca

La víctima continúa internada en el Hospital Argerich, en estado reservado como consecuencia de las tres heridas que recibió. Fuentes de la Procuración contra la Violencia Institucional (PROCUVIN) revelaron que como consecuencia de las heridas el joven tiene comprometida a futuro la movilidad de sus piernas.

Según confirmaron,  de las primeras tareas de investigación parece desprenderse que un primer disparo le atravesó el cuello y dañó la médula, en tanto que los otros dos impactaron en un brazo y le afectaron un testículo. Estas dos últimas heridas, según relataron vecinos, se habrían producido cuando Cabello ya estaba tirado en el piso como consecuencia del primer disparo.

En un primer momento, el policía fue trasladado a la comisaría 24, pero luego por cuestiones de seguridad, fue llevado a la seccional 28. 
 
El abogado del ODH Demian Konfino solicitó formalmente detalles de lo ocurrido al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro.  En el pedido solicita el "nombre completo del efectivo que realizó los disparos y rango dentro de la fuerza y cuál era el servicio que dicho efectivo prestaba en la zona y cuál era su función ese día". Además, exige que se informe si el efectivo involucrado en el confuso episodio "provino de otras fuerzas de seguridad y si posee antecedentes sumariales".
 
Asimismo, Konfino reclamó que se explique "si los tres balazos que recibió Lucas, uno a la altura de la nuca, otro en el bazo y otro en los testículos, se encuentran dentro de algún protocolo de actuación de la fuerza" y que se "identifique la ubicación de las cámaras de seguridad emplazadas en el lugar de los hechos".
 
Según un informe del CELS entre 2011 y 2014 se registraron 20 muertes por uso letal de la fuerza por parte de agentes de la Metropolitana.