Noticias

martes 7, noviembre de 2017

Condenaron a D´elía por la toma de la comisaría de La Boca

El dirigente social Luis D´elía fue condenado a cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación para ocupar cargos públicos por tomar la comisaría 24, del barrio de La Boca, en 2004 para exigir la detención de Juan Carlos Duarte, asesino del militante social Martín "Oso" Cisneros. El asesino de Cisneros se encuentra libre desde el año pasado y es señalado por ser un delincuente protegido por la Policía.

Condenaron a Dela por la toma de la comisara de La Boca

El 26 de junio de 2004, Luis D´elía y treinta personas tomaron la comisaría 24ª, en La Boca, para reclamar la captura de un sospechoso del crimen del referente popular Martín "el Oso" Cisneros. Por este hecho, el dirigente del Miles fue acusado por "lesiones leves, daño agravado por tratarse de bienes de uso público, atentado a la autoridad calificado, daño simple, privación ilegítima de la libertad coactiva y agravada, instigación a cometer delitos, amenazas con el objeto de obtener una concesión de parte de los poderes públicos y robo agravado".

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N °6 lo condenó a cuatro años de prisión e inhabilitación a  ejercer cargos públicos por ocho años y le prohibieron salir del país. 

El asesino del dirigente social que había sido condenado a 18 años de prisión, obtuvo la libertad condicional el año pasado y camina libre por el barrio de La Boca, a metros de donde cometió el crimen.  Los vecinos denuncian que el delincuente está protegido por la policía y aficharon todo el barrio para escracharlo y alertar que Duarte, alias "Colchón", está libre y circula a pocos metros de la feria de la economía social que lleva el nombre del militante asesinado.
 
D’elía acusó a Mauricio Macri de "usar el Poder Judicial como fuerza de choque del Gobierno". También llamó a "resistir los embates" y pidió que "todos los trabajadores sindicalizados se unan para defenderse". Además, confirmó que apelará la sentencia por lo que aún no quedará detenido.
 
Fuente: Nueva Ciudad