Noticias

martes 30, enero de 2018

La Policía de la Ciudad asesinó a 24 personas en un año

Un relevamiento de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional  (Correpi), en su primer año de existencia  la fuerza de seguridad porteña cometió dos casos de gatillo fácil por mes.  Desde la organización alertan sobre el recrudecimiento del uso letal de la fuerza del Estado.

La Polica de la Ciudad asesin a 24 personas en un ao

En el mismo informe la Correpi señala que la fuerza predecesora, la Policía Metropolitana, estuvo involucrada en 20 homicidios a lo largo de sus ocho años de existencia: algo más de dos por año. El  relevamiento  deja al descubierto  el recrudecimiento del uso letal de la fuerza del Estado.

 
"Cuando se recurre a la militarización masiva de los barrios, como ha hecho el gobierno de Cambiemos desde el minuto cero de su gestión, y además se ordena a los efectivos de esa fuerza de seguridad que apliquen a fondo las herramientas para detener personas arbitrariamente, que intercepten, que pidan documentos, que revisen mochilas, etc., es decir, que tengan una presencia como ellos llaman 'proactiva', que en realidad es una represión mucho más visible y sistemática, se producen dos fenómenos que tienen la misma fuente. Por un lado, más policías en los barrios es más poder de fuego y más casos de gatillo fácil. Por el otro, al crecer también el número de detenciones arbitrarias, se producen también más casos de torturas y, por ende, más casos de torturas seguidas de muerte en las comisarías", dijo María del Carmen Verdú, titular de la Correpi, según consignó el diario cooperativo Tiempo Argentino.
 
El relevamiento también destaca que "Gendarmería y Prefectura, que irrumpieron en el ámbito del gatillo fácil, la tortura y las muertes en movilizaciones y manifestaciones a mediados de los años '90, y hoy comparten el control territorial con las policías, han visto incrementada durante 2017 su participación, con un protagonismo excluyente en los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel".
Entre los casos de gatillo fácil protagonizados por la fuerza de seguridad porteña, pueden mencionarse algunos ejemplos. Por caso, el 24 de marzo de 2017 un oficial de la Policía de la Ciudad que cumplía tareas en las Brigadas de Rápida Intervención asesinó de un tiro al pecho a un joven de 25 años que, según la reconstrucción de los investigadores, estaba sentado en la vereda sobre el pasaje Timbó, a cinco cuadras de Plaza Flores. El agente fue pasado a disponibilidad.
 
Otro hecho se dio el 8 de junio, cuando el policía de la Ciudad Edgar Alberto Braian Yedro Ocampo, de la División Operaciones Urbanas de Contención de Actividades Deportivas (DOUCAD), asesinó de un balazo a una vecina en la localidad bonaerense de Glew. Fue tras una discusión, supuestamente porque el hijo de la víctima había roto a piedrazos las luminarias del barrio.
 
El 15 de julio, en tanto, fue asesinado Cristian "Paragüita" Toledo, de 24 años. Volvía con dos amigos a su casa de la villa 21-24 cuando el oficial Adrián Gustavo Otero descargó ocho disparos con su arma reglamentaria sobre el auto en el que se movilizaban los jóvenes. Otero se convirtió en el primer agente de la Policía de la Ciudad en ser juzgado por un caso de gatillo fácil.
 
Fuente: Tiempo Argentino