Noticias

miércoles 16, enero de 2019

La Ciudad se sube a la ola punitivista

En línea con la iniciativa de la ministra Bullrich, el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta anunció que, a partir de marzo, la Policía de la Ciudad utilizará pistolas Taser en las estaciones de subte. La medida es rechazada por todos los organismos de DDHH  que advirtieron que su uso “puede conducir a situaciones de tortura y malos tratos”. 

 

La Ciudad se sube a la ola punitivista

Atrás quedaron las declaraciones de Larreta manifestando su rechazo al uso de este tipo de armas. En un año electoral y ante la crítica situación económica, el oficialismo está decidido a hacer del punitivismo su bandera política y, en este sentido, Larreta formó fila detrás de las iniciativas de la Ministra de Seguridad.

El ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli, adelantó que las Taser serán empleadas a partir de marzo, tras una rápida capacitación para los oficiales de la Policía de la Ciudad. 

Desde Amnistía Internacional manifestaron su preocupación frente a los últimos anuncios sobre la política de seguridad. “El mantenimiento del orden y la seguridad no se contrapone con los derechos humanos, por el contrario, su respeto y protección es una de las dimensiones que mejor describe un Estado de Derecho”, señaló la organización en un comunicado de prensa.
 
En cuanto a las Taser, indicó que “se subestiman los riesgos relacionados con la salud y la vida de las personas expuestas al uso de estas armas”, y advirtió que “las armas de electrochoque presentan un alto riesgo de que se utilicen de manera inapropiada y excesiva (incluyendo malos tratos y torturas) debido a que no dejan rastros visibles de lesiones o sufrimiento en la persona”.
 
La Agrupación H.I.J.O.S Capital también manifestó su rechazo: "Santilli anunció que comenzarán a usar picanas portátiles en el Mes de la Memoria. Hay que llamar a las Taser como lo que son: picanas portátiles. Una política de seguridad no puede poner como opción un elemento de tortura. Aunque el macrismo, tanto en la Ciudad y como en la Nación diga que no son letales, pueden serlo y ya hay casos en los que su uso causó la muerte. El Comité contra la tortura de la ONU las considera un arma de tortura. En tanto, la CIDH tomó la denuncia hecha por organismos de derechos humanos por el intento de usarlas en la Ciudad. Hace 9 años que iniciamos las denuncias contra su uso y hoy las seguimos rechazando categóricamente", dijeron en declaraciones al diario Clarín.