Noticias

miércoles 13, febrero de 2019

Contra la desidia de Metrovías

El juez Andrés Gallardo ordenó que a partir del próximo lunes los usuarios viajen gratis en las estaciones en las que no funcionen las escaleras mecánicos y ascensores. La decisión se conoció tras constatar que la empresa incumplió un fallo judicial que la ordenaba a reparar todos los accesos mecánicos.

 

Contra la desidia de Metrovas

El magistrado dispuso que todo usuario del subterráneo que al ingresar o egresar de una estación observe que alguna de las instalaciones mecánicas (escaleras mecánicas, ascensores y/o salvaescaleras) se encuentre en ese momento fuera de funcionamiento, se encontrará exento de abonar la tarifa correspondiente al servicio regular. Si el problema se registra en la estación en la que el pasajero se baja, podrá acercarse a la boletería y el personal de Metrovías SA deberá arbitrar los medios necesarios para reintegrarle el importe en la tarjeta SUBE.

En la sentencia, Gallardo recordó que, incluso después de que el pasado 13 de agosto de 2018, la Cámara resolviera cautelarmente, entre otros puntos, que “Metrovías SA acredite en el plazo de diez días, ante el juez de grado el regular funcionamiento de los ascensores y escaleras mecánicas”, en la última inspección (el 7 de febrero de 2019) se verificaron 51 medios de accesibilidad fuera de servicio.

“Tal es el marco involutivo en que nos encontramos. Pareciera que pese a haber transcurrido más de dos años del inicio de la causa, las decisiones jurisdiccionales, las sanciones conminatorias, las necesidades de los usuarios, y las obligaciones contractualmente asumidas por el operador del servicio de transporte, Metrovías SA resultaría desinteresada en asegurar un eficaz funcionamiento de los ascensores y de las escaleras mecánicas instaladas en las estaciones de subterráneo”, expresó el juez.
 
Por un lado, señaló que, de parte de Metrovías SA “pareciera no existir una real intención de mejorar progresivamente la situación descripta”, ya que “con el correr de los meses en nada se ha mejorado y las deficiencias persisten”. “Por otra parte, una vez más resulta necesario recordar que lo que aquí se busca no es satisfacer un capricho jurisdiccional, sino la efectiva utilización del servicio de transporte subterráneo por parte de los usuarios, actuales y eventuales, particularmente por parte de aquéllos que padecen o podrían padecer discapacidades motrices o movilidad reducida”, destacó el titular del juzgado n.°2.
 
Fuente: Página 12