Noticias

viernes 19, julio de 2019

“No somos animales, somos personas”

Los detenidos en la cárcel de Devoto realizaron una protesta para denunciar las pésimas condiciones en las que cumplen sus condenas y reclamar por los derechos de las personas privadas de su libertad. Denunciaron hacinamiento, abuso de poder e irregularidades dentro del penal.

 

No somos animales, somos personas

La protesta arranco el miércoles a las 00 y duró una hora. Las personas privadas de su libertad denunciaron que: “el hacinamiento llegó a un nivel intolerable: no somos animales, somos personas. El hacinamiento provoca menos acceso a cupos laborales, a educación, y a la salud. Genera violencia como consecuencia del amontonamiento y la falta de actividades y vulnera todos nuestros derechos”, dijeron en un comunicado.

 
Además, remarcaron que ni el Servicio Penitenciario ni el Poder Judicial respetan la progresividad de la pena y cada vez tienen menos acceso a derechos. “Denunciamos los malos tratos que reciben nuestras visitas y la revisación indebida a los menores de edad; Denunciamos los abusos de poder, y el robo en los precios de la cantina (almacén donde podemos comprar dentro del penal), todos los productos se encuentran a precios extremadamente caros, mucho más que en el medio libre, exigimos que se realice un control al respecto”, agregaron. 
 
Antes de comunicar los reclamos, se solidarizaron con la lucha que lleva adelante las mujeres del Complejo IV de Ezeiza en el reclamo de sus derechos. “Pedimos justicia por Yuliana Bejar y exigimos que le sea otorgado el arresto domiciliario dada su grave situación de salud”, expresaron sobre una presa que sufrió quemaduras en todo su cuerpo y no está siendo atentida como corresponde en la cárcel modelo de Ezeiza.
 
Fuente: Nueva Ciudad