Noticias

jueves 10, octubre de 2019

"Es un desafío enorme"

 Si se repiten los resultados de las PASO, el militante de La Cámpora, Ignacio Álvarez, será el nuevo presidente de la Comuna 4. Proyectos y expectativas. Por Martina Noailles y Horacio Spalletti. 

Ignacio Álvarez tiene 35 años y la primera mitad de su vida la pasó en La Pampa. Cuando terminó el secundario en Santa Rosa, en aquel complicado 2001, se vino a vivir a Buenos Aires, siguiendo los pasos de sus hermanos. La última década decidió volcarse de lleno a la militancia en La Cámpora, dejó la carrera de Economía en la UBA y se mudó a Parque Patricios. “Soy militante del peronismo de toda la vida”, asegura Álvarez, cabeza de lista del Frente de Todos en la Comuna 4 y, de repetirse los resultados de las PASO, futuro presidente de la Junta Comunal.   

-¿Cómo llegaste a ser el primer candidato del FdT en la Comuna?
-Cuando uno hace política siempre tiene ganas de participar e involucrarse. Y la construcción que se fue haciendo fue buena. Ahora nos tocó esta oportunidad de poder renovar el lugar que teníamos en la Comuna con Victoria Colombo (NdR comunera durante 8 años). Es un momento de aprendizaje fenomenal y un desafío enorme.

 

-¿Qué problemáticas principales ves en la Comuna?
-Lo que más se ve tiene que ver con un momento particular que está viviendo el país en relación con la economía. Es consecuencia de una economía destrozada, vidas domésticas de familias destruidas, comercios de barrio y clubes de barrio que no dan más… También en algunos sectores de la comuna hay un poco de crecimiento por el desarrollo de los polos y la llegada de organismos a partir de la descentralización. Pero lo cierto es que los beneficiados son comercios de cadenas grandes que no son del barrio.

 

-¿Y más allá de la crisis, qué problemas estructurales observás?
-Lo más grave a nivel estructural es la villa 21-24 y Zavaleta donde hay una deuda pendiente del Gobierno de la Ciudad que tiene que ver con la urbanización. También todo el sistema de salud. La 4 es la comuna con más hospitales de la Ciudad, los hemos recorrido y hemos visto que la situación allí es grave. También la educación, tanto por la faltante de vacantes como por los problemas edilicios graves. 

 

-¿La cuestión habitacional?
-Esa es una deuda que no es con la Comuna solamente sino que es con toda la Ciudad. El Gobierno de Cambiemos nunca tuvo una política de vivienda, o en realidad sí la tiene y es la del desalojo. Es muy grave y violenta, y no hay voluntad de solucionarlo. No hay ayuda para todos esos vecinos que están pasando por problemas de vivienda. Por eso, a lo largo de todos estos años muchas organizaciones, fundamentalmente en La Boca, están defendiendo a las familias que quieren desalojar, lo que es muy valioso. En el debate, el candidato del PRO se vanaglioró con el PROCREAR pero, aunque lo construyeron en su gobierno, hay que recordar que no es un proyecto de ellos sino que fue una decisión política del gobierno nacional anterior. 
 
-En todos estos problemas que sufren los habitantes de la Comuna es muy poco lo que puede hacer la Junta Comunal. ¿En qué sí creés que se puede aportar desde la Comuna para mejorar la vida de los vecinos?
-La Comuna casi no tiene incidencia en estos problemas estructurales. La gente tiene una expectativa sobre la Comuna de cosas que no se pueden hacer y además está instalado el discurso de que los comuneros no pueden hacer nada. Pero ahí nosotros tenemos que dar vuelta ese pensamiento de vecinos y vecinas. Somos representantes de la sociedad y tenemos que tener la capacidad de poder articular con todos los organismos, incluso en una situación en la que siga gobernando Cambiemos en la Ciudad, tenemos que poder tener las herramientas necesarias para sentarnos, dialogar y tratar todos estos problemas.
 
-Con respecto a ese rol articulador que, decís, debe tener la Junta ¿Cómo evaluás las dos gestiones en la Comuna 4?
-En muchos aspectos se pudo articular bastante, pero lo cierto es que al tener un rol de oposición cuesta muchísimo más. Ahora tenemos la esperanza de poder presidir la Comuna 4 y eso nos va a dar más herramientas. Y si no sucede, estamos completamente convencidos que con el equipo que armemos trabajaremos fuerte para que se pueda mejorar.
 
-Hasta ahora, la Comuna no tuvo una política de comunicación y articulación con la prensa zonal ¿Qué planes tienen al respecto?
-Es cierto. No sólo con la prensa zonal. La Comuna jamás informa nada a nadie. A ningún sector ni vecino. Eso siempre estuvo centralizado por el Gobierno de la Ciudad incumpliendo también la Ley de Comunas, que tiene un ítem específico que indica que las comunas tienen que tener independencia comunicacional y brindar toda la información a vecinos y medios. Así que ese punto será uno de los ejes fuertes a trabajar: transparentar todos los procesos, las actividades, los programas, los pocos recursos que maneja la comuna.

 

-La Comuna tampoco dio apoyo, ni siquiera logístico, al funcionamiento del Consejo Consultivo. ¿Desde el Frente de Todos prevén hacerlo?
-Nadie le dio mucha importancia al Consejo, es cierto. Es una deuda que tenemos todos los comuneros no sólo los de Cambiemos. Tenemos que involucrarnos de manera tal de ampliar ese Consejo y que estén representados todos los sectores. Yo he asistido muy poco pero mis compañeros de militancia asisten asiduamente y el compañero Pablo Fernández hoy está presidiendo el Consejo. Tenemos que encontrar los canales para poder estar en contacto con todos y empezar a elaborar propuestas y a trabajar en conjunto. 

 

-¿Se van a rever los contratos que tienen los familiares de la actual presidenta de la Junta, Carolina Romero?
Desconozco cómo se conforma la Comuna en términos de recursos humanos y de contratos. No es algo que me guste hablar porque detrás de los contratos hay personas. Tenemos que hacer un análisis y veremos más adelante en qué situación encontramos la comuna. Como todo peronista, creo que las fuentes de trabajo son valiosas y hay que cuidarlas. 

 

-¿Qué estrategias de campaña tienen para resguardar los 4 mil votos de diferencia que sacó el FdT en las PASO?
-Hay un compromiso muy importante de todas las organizaciones y de la militancia. Sin duda ellos, desde Cambiemos, le están metiendo todo porque entienden que la Comuna 4 es muy importante. Los resultados de las PASO en zona sur -comunas 4, 8 y 9- tienen que ver con que es la zona más vulnerable de la ciudad, la más olvidada y donde los efectos de la crisis son más duros. La gente cambió su disposición al voto porque la está pasando muy mal.

 

-La subsede comunal de Barracas está cerrada hace más de 8 meses y la única opción hoy es ir a Pompeya, muy lejos de la mayoría de los vecinos ¿qué piensan hacer al respecto?
-La subsede de Suárez funcionaba muy bien y atendía muchísima gente. Nosotros entendemos que esta comuna es muy extensa y sin duda hay que buscar la manera de tener dos sedes o incluso más. Sino tendremos que buscar la forma de brindar todas las herramientas a cada barrio y estar más presentes y más cerca. Uno va a otras comunas y las sedes tienen muchísimos recursos y edificios bien plantados. En caso de que este Gobierno de la Ciudad siga -aunque soy optimista de que Matías Lammens sea el nuevo jefe de Gobierno- esperamos que tenga la grandeza de ir articulando con todas las comunas, con las que ganen y con las que no, porque esta no es una cuestión partidaria sino que tiene que ver con las y los vecinos de la Comuna 4.