Noticias

viernes 11, octubre de 2019

"Nunca vi a los otros candidatos en el Consultivo"

El candidato a comunero de Consenso Federal, Yamil Domínguez, considera que la falta de información es la principal problemática que sufre el vecino del sur porteño. Un día antes del cierre de listas conoció al candidato a jefe de Gobierno de su partido, Matías Tombolini. ¿Qué haría ante un eventual balotaje?  Por Luciana Rosende 

 Vivió toda su vida en Pompeya. Y pisa mucho Parque Patricios, siguiendo a Huracán. Como delegado sindical en Coto –por la lista opositora a Armando Cavallieri en Comercio- adquirió la “vocación de servicio” que lo llevó a acercarse a la política local. “Tengo como estandarte el Consejo Consultivo”, dice Yamil Domínguez, a la cabeza en la lista de candidatos para la Comuna 4 por parte de Consenso Federal. Conoció a Matías Tombolini, referente porteño de ese espacio, un día antes del cierre de listas. Y, ante un eventual balotaje en la Ciudad, no define a quién votaría pero admite que se siente más cerca del Frente de Todos que de Juntos por el Cambio. 

 
“Me empecé a interiorizar hace tres años más o menos, de curioso. Empecé a buscar reuniones vecinales, lo que sea. No vengo de una familia política. Siempre les digo a mis viejos qué lástima que no me hicieron militar de chiquito. Empiezo a googlear, a buscar, y ahí encuentro el consejo consultivo. Realmente yo no sabía lo que era”, cuenta a Sur Capitalino. Se acercó en la primera reunión tras el ataque de una patota a militantes de La Boca que terminó con un herido por arma blanca y otro con traumatismo de cráneo. Desde entonces, asegura, es su espacio de referencia.
 
“Empecé a participar todos los meses. Me daba cuenta de que ahí era donde se discutían las problemáticas del barrio, cosas que en la tele no se veían. Nadie las comentaba, estaban ahí con un montón de vecinos que por ahí no militan en ningún partido. Quería comprender más la política dentro del barrio. Y ver cómo se podía colaborar como vecino. Empecé a participar y vi un montón de propuestas y problemáticas que salían del Consejo hacia la Junta Comunal, que nunca quiso recibir ninguna propuesta. Ahí me di cuenta lo mismo que me di cuenta en el sindicalismo: que son siempre los mismos”, reflexiona. 
 
Domínguez considera que la principal problemática en el barrio es “un vacío de información a los vecinos que me preocupa. Uno por ahí rompió con eso por curioso, metido. En relación a cómo se gestiona, el presupuesto no es público. Ya pasaron 14 comuneros y el 90% de la gente con la que hablé no los conoce”. Su principal propuesta de campaña apunta a romper con eso: tener el teléfono abierto para vecinos y vecinas, que siempre haya algún comunero o comunera en la sede, que la reunión de Junta sea mensual y pública. “Por ejemplo, si del Consejo Consultivo salen propuestas, elevarlas a la Junta. Si no se tratan, me voy a encargar de hacerlo público: tal comunero, con este nombre y apellido, no quiso tratar esto”, planea.
 
Junto a un grupo de porteños conformó en 2017 el partido SER, que se acercó a la efímera Alternativa Federal y luego quedó del lado del lavagnismo. Así recaló en Consenso Federal. Sabe que si se repiten los números de las elecciones primarias no entrará en la Junta, pero advierte que aún no está todo dicho. “Ojalá haya balotaje, en lo personal pienso eso. Estoy en contra de cómo gasta Larreta la plata de los vecinos. Tombolini lo dice: hay que rediscutir las prioridades”, cita a su candidato a jefe de Gobierno. 
 
¿Cómo se posicionaría ante una eventual segunda vuelta? Domínguez piensa mucho antes de responder. Llamar a votar en blanco, seguro que no, comenta en referencia a la postura de la Izquierda en 2015. Finalmente, dice: “Habría que ver. Ideológicamente, por la forma de trabajar y por la gente que está dentro de la comuna, me siento más cómodo con el Frente de Todos que con Juntos por el Cambio, porque hay muchas personas muy valiosas ahí, que el propio FdT no las tiene tan consideradas lamentablemente