Noticias

martes 29, octubre de 2019

Incendio de Luis Viale: repudio por el fallo que devuelve el inmueble a sus dueños

La justicia porteña decidió devolver el inmueble de la calle Luis Viale 1269, donde hasta 2006 funcionó un taller textil en el que murieron 6 personas, a sus dueños Daniel Alberto Fischberg y Jaime Geiler acusados como principales responsables de la masacre. 

 

Incendio de Luis Viale: repudio por el fallo que devuelve el inmueble a sus dueos

En marzo de 2006, un cortocircuito desató el incendio del inmueble donde funcionaba un taller de costura ilegal y provocó la muerte de cinco niños y una mujer embarazada.  Geiler y Fischberg subcontrataban la producción del lugar donde llegaron a vivir y trabajar en condiciones de esclavitud 64 costurerxs, en su mayoría bolivianos, junto a sus hijos.

 
Durante el juicio se probó que eran dueños del inmueble, de las marcas y hasta de las máquinas, pero aun así fueron sobreseídos.  En mayo de este año, el juez Alberto Baños y la fiscal Betina Vota, decidieron absolver a Daniel Fischberg y Jaime Geiler.  
 
La resolución se completó con la decisión de devolverles el inmueble, la maquinaria, la mercadería y todo lo que se encuentra dentro del taller.  Este fallo despertó la indignación de sobrevivientes y organizaciones que acompañaron el largo proceso judicial, en el que sólo fueron condenados los capataces del taller por los delitos de "reducción a servidumbre en concurso con estrago culposo seguido de muerte". 
 
Desde la Campaña por Justicia por las Víctimas del Incendio de Luis Viale expresaron que la “decisión es una abierta agresión a las luchas contra la explotación en la costura”. El próximo miércoles a las 17.30 realizarán una asamblea abierta en la avenida Directorio 3909, Parque Avellaneda, para evaluar un plan de lucha.
 
Juan Vásquez, del colectivo Simbiosis Cultural e integrante de la cooperativa textil Juana Vilca (en homenaje a la joven fallecida) dijo que "lo primero que queremos es ver condenadas a estas personas contra las que la justicia se negó a avanzar a pesar de los testimonios. Y "segundo, que (el espacio) se convierta en un lugar de formación y memoria para que no vuelva a ocurrir".