Noticias

jueves 5, marzo de 2020

Los docentes se movilizaron por la falta de vacantes

Docentes nucleados en la Unión de Trabajadores del Estado (UTE-CTERA) se movilizaron a la Legislatura porteña para denunciar la falta de vacantes en las escuelas de la ciudad, hay más de 24 mil niños y niñas que quedaron fuera de la educación pública. Además, reclamaron por la estabilidad de los docentes de niveles secundario y superior que vienen reclamando desde hace años su titularización.
 

Los docentes se movilizaron por la falta de vacantes

Los maestros se movilizaron para reclamar la solución urgente de los problemas que atraviesa la educación en el distrito más rico del país. Entre las principales demandas señalan la falta de vacantes, que este año dejó afuera del sistema educativo a más de 24 mil niños y niñas, “pese a las afirmaciones falaces del Jefe de Gobierno en cuanto a la supuesta construcción de escuelas” y a la Constitución porteña que garantiza la educación pública desde los 45 días de vida.
 

Otro eje del reclamo es la estabilidad laboral para docentes de los niveles Secundario y Superior que vienen reclamando desde hace años su titularización. Algo similar ocurre con las áreas Socioeducativa y de Educación No Formal y los trabajadores y las trabajadoras de EPVS y EPSE, que también reclaman la estabilidad y el fin de la precarización en sus relaciones laborales con el Estado de la Ciudad.
 

En el plano salarial, además de la recuperación del poder adquisitivo perdido en los últimos años, maestras y maestros exigen el “inmediato aumento de las asignaciones familiares congeladas en el distrito porteño desde hace más de siete años. Esta injusta e inexplicable situación hace que un trabajador o trabajadora de la Ciudad reciba como asignación por hijo o hija 270 pesos, es decir, una décima parte de lo que establece el Salario Familiar a nivel nacional”. Este congelamiento afecta también a la asignación por hijo discapacitado y la ayuda por escolaridad.
 

Por otra parte, desde el gremio repudiaron la designación de Gabriel Sánchez Zinny frente a la Unidad de Evaluación Integral de la Calidad y Equidad Educativa (UEICEE).  Lo definen como “un empresario de la educación que, como titular de la Dirección General de Escuelas bonaerense durante el Gobierno de María Eugenia Vidal, fue responsable de las graves falencias en infraestructura que con la explosión de la Escuela 49 de Moreno se llevaron las vidas de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez”. Así, “Fuera Sanchez Zinny” y “Justicia por Sandra y Rubén” forman parte de las consignas de la movilización.