Noticias

lunes 18, mayo de 2020

Murió Ramona

La referenta y comunicadora de La Poderosa que había denunciado la falta de agua y condiciones dignas para atravesar la pandemia en la Villa 31. Ramona era insulino dependiente y vivía en la casa 79 de la manzana 35 junto a otras cinco personas, tres adultos y sus dos hijas, una ellas diagnosticada con Síndrome de West y de Aicardi, todos contagiados de COVID-19.  Nacho Levy anunció que el caso de Ramona se transformará en el eje vertebral de la denuncia que Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas presentaron hace dos semanas ante la CIDH por la situación del barrio.

 

Muri Ramona

El avance del coronavirus en la Villa 31 es implacable. El sábado, tras permanecer internado casi una semana, murió Víctor “el Oso” Giracoy, otro referente del barrio, que desde hace 25 años sostenía el comedor Estrella de Belén. 

 
Este lunes, representantes del Comité de Crisis del Barrio Padre Mugica pidieron que se declare la «emergencia sanitaria, habitacional y alimentaria ya» y la conformación de una mesa de trabajo ante la multiplicación de los contagios.
 
"La situación es alarmante en el día de hoy la ex Villa 31 se encuentra con más de 900 casos positivos de COVID y 4 vecinos fallecidos", manifestó el Comité, que leyó un documento en donde apuntó al gobierno porteño por desatender los numerosos llamados que alertaban la falta de agua, las condiciones de hacinamiento y la falta de insumos de desinfección en los comedores.
 
Reclaman espacios acondicionados u hoteles para el aislamiento a personas en contacto estrecho que no puedan realizar el aislamiento en sus viviendas, unidades móviles las 24 horas para el traslado de vecinos que necesiten ser atendidos de urgencia o fuera del horario de atención del Operativo Detectar y asistencia alimentaria, de elementos de higiene personal.
 
Otro de los pedidos es atención psicológica para las personas internadas o aisladas en hoteles afectadas por el virus y a las personas en contacto estrecho y asistencia urgente a todos los comedores y merenderos con elementos de limpieza, higiene, bioseguridad y raciones de comida. 
 
También piden acondicionamiento de los pisos superiores de la escuela Walsh (donde funciona el operativo Detectar) para realizar la espera de los resultados del test" y que se de respuesta a la situación habitacional y se respete la prohibición de los desalojos.