Noticias

miércoles 3, junio de 2020

Ni una menos en cuarentena

El Centro de Justicia de la Mujer registró en mayo un aumento del 240 por ciento, respecto al mismo mes de 2019. El 9% de las agresiones denunciadas en las oficinas de La Boca implicaban un riesgo altísimo para las mujeres que pidieron ayuda y el 26% un riesgo alto.

Por Lucrecia Raimondi

Ni una menos en cuarentena

En pleno contexto de aislamiento, el CJM reabrió su sede el 22 de abril cuando el Ejecutivo declaró servicio esencial a los centros para contener la violencia. Desde esa fecha y hasta el último día de mayo encausaron un total de 48 denuncias por violencia de género contra mujeres que están situación de convivencia o sufren hostigamiento telefónico. Un promedio de dos casos por día. Más de un tercio de las agresiones denunciadas implicaban un riesgo altísimo o alto para las víctimas (un 35%), mientras que el 61% eran de un riesgo medio y moderado.

 
“Entendemos que el aumento en el caudal de casos que recibimos respecto al mismo período del año anterior responde, por un lado, a la inauguración de diversos recursos que no se encontraban en mayo pasado, como son la existencia de un móvil dedicado para nuestro CJM, así como el desarrollo de la línea 0800 como mecanismo de atención integral telefónica”, analizaron desde el Centro y agregaron que desde su apertura en 2018 se dio a conocer su existencia de manera progresiva, lo que permitió que más mujeres se acercaran a denunciar o a recibir orientación por situaciones de violencia.
 
“No queremos que sea una boca de denuncia y nada más. Queremos que las personas LGTBIQ+ y las mujeres que se acerquen al centro puedan obtener una respuesta que no sea solo la denuncia penal o el inicio de una acción civil, queremos poder brindar otro tipo de soluciones, como el acceso a una vivienda, que sabemos que es uno de los obstáculos más importantes para salir del ámbito de la violencia”, consideró Julieta Costa Díaz, otra de las coordinadoras del equipo. Y resaltó que la ubicación del CJM en La Boca es estratégica ya que “a la violencia de género se le suma una vulnerabilidad socioeconómica, que agrava la situación de la víctima”.
 
Por el Aislamiento Preventivo Social Obligatorio, el CJM brinda asistencia presencial en Av. Pedro de Mendoza 2689, con un equipo y un horario reducido de lunes a viernes de 10 a 15 horas. Además, el 0800 999 MUJER (68537) recibe de 8 a 20 horas consultas sobre cómo o donde denunciar, les dan orientación y, en caso de ser necesario, asignan turnos para la atención personal.
 
Para las personas que no tienen medios para trasladarse, el Centro incorporó un móvil de traslado que las busca en su domicilio. “Que el Consejo, a través de Ana Salvatelli, haya destinado una movilidad propia dinamiza el trabajo del CJM porque no estamos esperando que la persona venga, que es una posibilidad, sino que garantizamos su derecho si no cuenta con los medios para trasladarse”, explicó Elisa Betzel, coordinadora General del CJM.