Noticias

jueves 25, junio de 2020

Junio Arde Rojo a 18 años de la Masacre del Puente Pueyrredón

Se realizarán distintas actividades virtuales y presenciales para recordar a Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, los dos militantes asesinados por la policía bonaerense en la brutal represión del 26 de junio de 2002, cuando las organizaciones piqueteras reclamaban alimentos y trabajo en medio de una profunda crisis social. 

 

Junio Arde Rojo a 18 aos de la Masacre del Puente Pueyrredn

Como todos los años, organizaciones sociales, familiares y amigos de los jóvenes realizan distintas actividades culturales y callejeras para conmemorar su lucha y reclamar el castigo de los responsables políticos de la cacería humana desatada aquel día.  En contexto de pandemia algunos de los homenajes se harán de forma virtual y otras presenciales. 

 
El Frente Popular Darío Santillán realizará hoy desde las 11 una olla popular y un semaforazo frente a la Estación Darío y Maxi en Avellaneda para “exigir juicio y castigo a los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda”. También se replicarán las ollas populares en diversos barrios populares del conurbano bonaerense. 
 
Desde las 19 hasta la medianoche habrá una transmisión especial radial por la cuenta de Facebook Estación Darío y Maxi. La conmemoración culminará el viernes 26 con ollas populares en diferentes puntos del país y, a las 10.30, con una movilización al Puente Pueyrredón. 
 
“A 18 años de la brutal represión del 26 de junio de 2002, seguimos exigiendo juicio y castigo a los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda – expresó en un comunicado Dina Sánchez, la referenta nacional de la organización – El mejor homenaje hoy es continuar su ejemplo, poniendo el cuerpo y estando en la primera línea de batalla, como venimos haciendo: en los operativos detectar, en el relevamiento a los vecinos de los barrios populares, en las ollas y comedores, en la producción y comercialización de alimentos“, sostuvo.
 
También, el Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, junto a otros movimientos sociales territoriales, como Marabunta, Votamos Luchar, Movimiento de los Pueblos, el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), Resistir y Luchar, entre otras, realizarán ollas populares en diferentes puntos de la localidad de Guernica, partido de Almirante Brown, al sur del conurbano bonerense. “Porque no nos han derrotado, porque nos negamos a esta ‘normalidad capitalista’ y sabemos que es la clase trabajadora quien, unida, puede darle batalla. Porque somos más, somos piqueteres, nos vemos y encontramos en cada resistencia”, sostuvieron en un comunicado.
 
Las jornadas de lucha y memoria culminarán el viernes 26 con ollas populares en diferentes puntos del país, como La Plata, Berisso, Florencio Varela, Ezeiza, Guernica, Cañuelas, Necochea, Tucumán, Necochea, Mendoza, Santiago del Estero, Formosa, Jujuy, Misiones, Corrientes y Río Negro. En Avellaneda en tanto, habrá una movilización desde la Estación Darío y Maxi hasta el Puente Pueyrredón donde, a las 12:05, hora en que comenzó la represión se leerá un documento.
 
Los asesinatos de los militantes Maximiliano Kosteki, de 21 años y Darío Santillán, de 25, se produjeron en el marco de un plan de lucha de las organizaciones piqueteras en reclamo de aumentos salariales, subsidios para desocupados y alimentos para comedores en plena crisis económica y social, bajo el gobierno del ex presidente Eduardo Duhalde, y de Felipe Solá, como gobernador de la provincia de Buenos Aires.
 
El 27 de mayo de 2005 comenzó el juicio por la Masacre del Puente Pueyrredón que finalizó el 9 de enero de 2006, cuando se leyó la sentencia del Tribunal Oral N.º 7 de Lomas de Zamora que condenó a Alfredo Fanchiotti y Alejandro Acosta a cadena perpetua por doble homicidio y siete tentativas de homicidio.  El comisario Félix Vega y los principales Carlos Quevedo y Mario De la Fuente fueron sentenciados a cuatro años de prisión por encubrimiento agravado. Los otros dos acusados de encubrimiento, el oficial Gastón Sierra y el cabo Lorenzo Colman, fueron condenados a tres y dos años de cárcel, respectivamente. El ex policía Celestino Robledo recibió la pena de diez meses por “usurpación de autoridad”, ya que actuó en la represión aunque ya no era policía. Además, se iniciaron causas a los funcionarios Carlos Soria, Jorge Vanossi y Oscar Rodríguez por falso testimonio. Pero, hasta el día de hoy continúan impunes las responsabilidades políticas de la masacre.
 
Fuente: ANRED