Noticias

jueves 6, octubre de 2005

Piden que se suspenda la demolición de Caseros

La presentación la realizó el asesor de Menores de la Capital. Es por los problemas que podría provocar a los pacientes y equipos del Hospital Garrahan.

El asesor tutelar de Menores de la Capital, Gustavo Moreno, pidió que se suspenda la demolición mecánica de la ex cárcel de Caseros hasta tanto la Justicia autorice la implosión.

En la causa, el asesor tutelar intervino para resguardar los intereses de los chicos internados en el Garrahan, ubicado a una cuadra de la cárcel.

Moreno considera que en su resolución que "debe suspenderse el avance de las obras de demolición en cualquiera de sus formas hasta tanto el Gobierno acredite que ha brindado la información requerida por las autoridades del hospital Juan Garrahan y que, luego de ello, ha adoptado las medidas necesarias para atender las recomendaciones que efectúan las autoridades hospitalarias".

La nube de polvo que generaría una implosión podría afectar al hospital, para lo cual el centro de salud debería ser completamente aislado.

Estos posibles riesgos fueron los argumentos de un grupo de vecinos que presentó un recurso de amparo a la Justicia pidiendo que se frenara la implosión.

La jueza Lidia Lago les dio la razón y ahora tiene que decidir sobre el levantamiento de la medida cautelar, lo que le fue solicitado por el Gobierno.

En una de sus actuaciones, Moreno le solicitó a la jueza que pidiera informes al hospital sobre el estado de las instalaciones, a lo que el Garrahan respondió que "desde el 4 de febrero no se tuvo más noticias de cómo se está continuando el plan de contingencias" que el Gobierno estaba desarrollando para proteger el centro de salud.